Motivación: Un punto clave para la productividad.

Dentro de la empresa, es necesario cumplir con los objetivos planificados. Para eso, los directivos de la compañía deben tener la capacidad de dirigir a sus equipos de trabajo de tal forma que éstos trabajen para el cumplimiento de esos objetivos.

No se debe olvidar la importancia de  que los empleados trabajen motivados de tal manera que puedan tener un alto desempeño laboral.

Como líder debes aceptar el hecho de que muchos de tus empleados no tendrán tanta motivación como tú, y por tanto les vendrá bien un poco de motivación extra.

Motivación intrínseca vs. extrínseca

El principio para comprender la motivación, es saber la diferencia entre la motivación intrínseca y la extrínseca:

Motivación intrínseca.

  • La motivación intrínseca viene desde dentro de la persona. Un empleado puede tener una sensación interna de motivación impulsada por su personalidad, o debida que encaja en el trabajo, o sea que le gusta mucho lo que hace.

Motivación extrínseca.

  • La motivación extrínseca viene dada por el número de cosas externas que podemos hacer para estimular la motivación de alguien.

La gran mayoría de los escritos, los pensamientos y las herramientas del área de la motivación de los empleados, se centran en la motivación extrínseca en las nuevas formas de impulsar a la gente para trabajar más y mejor. Esto no es malo en sí mismo, pero no es la visión más productiva de la motivación.

La forma más efectiva de pensar en la motivación es de un modo equilibrado, que incorpore tanto factores intrínsecos como extrínsecos, con énfasis en la motivación intrínseca.

A veces nos centramos tanto en dar recompensas monetarias y otros tipos, que las recompensas se vuelven mucho más importantes que el propio trabajo. Debemos evitar esto.

Enfoques de la motivación:

Desde la perspectiva intrínseca y extrínseca hay tres enfoques principales en la motivación del empleado:

  • Los dos primeros son los más populares y son extrínsecos.
    • Son la definición de metas.
    • Las recompensas y el reconocimiento. Son populares porque son las más fáciles de entender y de implementar.
  • El tercer enfoque es menos popular pero mucho más importante. Tiene que ver con:
    • Las relaciones y el ambiente de trabajo, y cómo pueden reforzar la motivación intrínseca. Nada motiva más a una persona que las relaciones de calidad en un ambiente de trabajo positivo.

Los 4 aspectos clave

Veamos cuatro aspectos clave del ambiente de trabajo y de las relaciones laborales que han demostrado que explican a la perfección la motivación del empleado:

  1. La Investigación acerca de la motivación es muy clara: La calidad de las relaciones laborales es importante y la más importante es la relación de un empleado con su supervisor directo. De hecho la razón principal de que los profesionales renuncien voluntariamente es una mala relación con sus jefes. No debes tratar de ser el mejor amigo de los miembros de tu equipo, sino desarrollar relaciones positivas, útiles y nutritivas.
    Recuerda: en el trabajo, la calidad de la relación que el empleado tiene contigo determina cómo ve todo lo demás.
  2. El siguiente aspecto de la motivación de la sensación de inclusión.
    Esta se genera pidiendo sinceramente la opinión del empleado acerca de asuntos importantes. Has de sentir que son socios no simples empleados.
  3. El tercero es el ser oportuno. Los demás tendrán en las oportunidades y ven que el buen desempeño recibe una recompensa justa. Así el equipo considerará que hay justicia en el trabajo.
  4. Por último, pero importante, generar una sensación de propósito. Eso se logra explicando por qué el trabajo es importante y que el trabajo del equipo ayuda a los demás.

Usa tus comentarios y notas, comentarios de colegas de la organización, y de los clientes. Sí generas relaciones positivas con sus empleados y una sensación de inclusión, oportunidad y propósito, habrás hecho mucho para incrementar la motivación intrínseca.

Un consejo

Te doy un consejo rápido pero muy importante: Nunca recurras al el miedo para motivar. Es importante entender que el miedo puede ser efectivo para lograr la obediencia de tus empleados a corto plazo, pero causa dos problemas enormes.

  • Primero: usar esas tácticas causa resentimiento. Que pueden incubarse durante largo tiempo.
  • Segundo: si recurres al miedo, no lograrás algo que es mucho mejor que la obediencia a corto plazo, que es el compromiso a largo plazo.

El miedo y la negatividad deben ser mínimos en un ambiente laboral productivo.

Necesitas tácticas que generen motivación tanto intrínseca y como extrínseca. Ambas son importantes, pero recuerda:  nada motiva más que ser parte de relaciones laborales positivas y nutritivas.

¿Cómo podemos ayudarte con las habilidades directivas y la coordinación de equipos de trabajo?

Desde Instituto de Productividad Empresarial Aplicada ofrecemos consultoría y formación online. Los cursos que tenemos disponibles relacionados con el post son estos:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies